prótesis dental fija

Qué es una prótesis dental fija

Una prótesis dental fija tiene como función sustituir una o varias piezas dentales que se hayan perdido. Es un aparato fabricado con medidas especificas para cada paciente, según las indicaciones del dentista.

Estas prótesis se mantienen unidas a la boca del paciente de forma permanente, a diferencia de las removibles. Sin embargo dentro de estos tipos de prótesis, hay diferentes formas de colocación.

Clasificación de la prótesis dental fija según su método de fijación

Las prótesis dentales fijas pueden clasificarse inicialmente por dos métodos de fijación 

La prótesis fija se sujeta sobre el diente natural del paciente: consiste en tallar la pieza dental hasta formar lo que conocen como un muñón. Sobre esa muela o diente faltante se encaja y cementa la prótesis. Se usa para que no haya discordancia de la pieza que se está haciendo con toda la dentadura.

Prótesis que se fijan sobre implantes dentales: se coloca un tornillo hecho de titanio que sustituye la raíz del diente. Este sirve como base para poner la corona que complementa la parte funcional y estética de la prótesis. 

Tipos de prótesis dentales fijas

Las prótesis dentales fijas se regulan por el mismo principio: no pueden retirarse de la boca. Sin embargo, dependiendo del problema de cada paciente se debe buscar y colocar la prótesis que mejor resuelva el problema.

Razón por la cual dentro de las prótesis dentales fijas pueden conseguirse 5 tipos :

1. Puente dental

Este tipo de prótesis fija  se encarga de sustituir las piezas dentales faltantes. Para lograr esto se tallan los dientes cercanos a la zona donde falta el diente para sacar la medida. Estos dientes vecinos que ayudan a moldear el puente reciben el nombre de dientes pilares.

2. Corona

Se usa para cubrir una pieza dental específica, por lo general, se realiza una corona o funda. Principalmente se hacen cuando las muelas presentan gran destrucción y por lo tanto debe realizarse una reconstrucción amplia. Esto puede hacerse de dos formas: 

  1. Se realiza un tallado o desgaste del diente para que posteriormente pueda entrar la funda y la corona. 
  2. Consiste en la desvitalización, es decir, matar el nervio. Este es un tallado más agresivo, pero a veces necesario para poder realizar la corona. 

Las coronas están confeccionadas con materiales diversos, pero las más convenientes son las de zirconio por ser las más resistentes. 

Deben realizarse en laboratorios dentales para que el encargado pueda tomar las medidas correctas y no haya ningún error en el momento de adaptar la corona con el resto de las piezas.

prótesis dental

3. Carillas dentales

Sirve para corregir problemas estéticos o patologías originadas por caries, fracturas o cambio de color de la pieza dental. Se trata de fijar una láminas extra finas, inferiores a un milímetro de grosor. Se fija sobre uno o varios dientes para dar un mejor aspecto. 

4. Implante dental

Este es un tornillo bastante pequeño que se inserta dentro del diente del paciente. Este sustituye la pieza dental completa. La misma no tiene raíz. 

Una duda frecuente es la cantidad de dolor que produce colocar este tipo de prótesis, si se aplica anestesia local es completamente indolora. 

Por lo general se necesita un periodo de 3 meses para que haya concluido la cicatrización. Sin embargo, para eso es necesario que no haya ninguna complicación que pueda retrasar ese proceso. 

prótesis dental fija

5. Prótesis híbridas

Este tipo de prótesis sustituyen por completo la arcada de la boca, sea la parte superior o inferior. Dependiendo de cada persona la prótesis puede restituir solamente las piezas o también parte de las encías. 

Estas se colocan sobre los implantes dentales para obtener un resultado natural que permita al paciente continuar su vida normal. 

¿Cuánto tiempo dura una prótesis fija?

Aunque no hay una medida exacta de tiempo en la que se mantiene en perfecto estado la prótesis dental fija, se estima que dure 10 años y como mínimo unos 5 años.

Depende en principio de la regularidad con la que visites al odontólogo, tu rutina de cuidado y lo bien o mal que mantengas la prótesis. Sin embargo, hay también razones más naturales.

Hay que tener en cuenta que a  medida que pasa el tiempo, las encías y huesos de la mandíbula se empiezan a encoger. Este procesos de desgaste ocasiona que la prótesis se afloje y por lo tanto, empiece a ser un poco incomodo.

Algunos de los síntomas que reflejan que debes cambiar tu prótesis dental son:

  • La prótesis no se siente igual de cómoda que un principio
  • Las encías se han irritado
  • La prótesis suena cuando hablas
  • Está visiblemente desgastada

Si consideras que tienes alguno de estos problemas, contáctanos y con gusto te atenderá un especialista.

Beneficios de una prótesis dental fija

  • La prótesis fija proporciona naturalidad al paciente al hablar y masticar. 
  • Es una gran opción para contribuir a la estética de la sonrisa
  • No hay que retirarla para limpiarla
  • Son más cómodas

Desventajas de las prótesis fijas

  • Requieren de un mejor cuidado para lograr tener la higiene dental (link) adecuada. 
  • Deben realizarse visitarse periódicamente al odontólogo para evitar cualquier imprevisto
  • Es preciso que se vigile la posible retracción de líquidos. Por ello la importancia de visitar al odontólogo.

¿Cómo se limpia una prótesis dental fija?

Las prótesis dentales necesitan un cuidado especial. Hay que tener en consideración varios aspectos para mantener en el mejor estado posible la higiene bucal.

  • Es necesario usar hilo o seda dental entre las líneas de las encías. Dado es que donde se acumula más placa bacteriana.
  • Pueden usarse cepillos interdentales para limpiar de forma correcta los espacios entres los dientes y eliminar cualquier resto de comida.
  • Hay que tener cuidado al masticar, por ello, es recomendable evitar en la medida de lo posible alimentos duros.
  • Visita al odontólogo para que haga una revisión de la prótesis, así como del estado de la boca en general.
  • También hay que evitar caries y otros problemas dentales para que esto no afecte la prótesis y pueda mantenerse una buena sonrisa.

Ventajas de las prótesis fijas sobre las removibles

Lo principal es que que la prótesis dental fija es mucho más cómodas por el hecho de no tener que retirarlas, como es el caso de las prótesis removibles.

Por lo tanto, no quieres un cuidado mayor para limpiarlas y son más agradables de usar. También suponen una mejor estética.

Conoce otro tipo de prótesis dentales para que puedas comparar con la prótesis dental fija cuál es la de tu preferencia y optar por ella sin ninguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Política de cookies
Privacidad