salud bucodental

Salud bucodental: 5 trucos para mantener la sonrisa

Una buena salud bucodental es necesaria para mantener los dientes sanos y una sonrisa que presumir. Implica hábitos como cepillarse los dientes dos veces al día y someterse a revisiones dentales periódicas.

Salud bucodental

Sin embargo, la salud bucal va más allá de las caries y las enfermedades de las encías. Las investigaciones han demostrado que existe una relación entre la salud de la boca de una persona y su salud general. Los expertos consideran que los problemas de salud bucodental son una carga sanitaria global.

Las personas pueden prevenir estos problemas con un cuidado dental adecuado, tanto en casa como en la consulta del dentista. Las siguientes son algunas de las mejores prácticas que pueden mantener los dientes y las encías saludables:

1. Cepillarse con regularidad pero sin agresividad

Cepillarse dos veces al día y utilizar el hilo dental puede ayudar a mantener los dientes y las encías sanos, es de las prácticas básicas para la salud bucodental y una excelente sonrisa.

Hay que cepillarse con pequeños movimientos circulares, teniendo cuidado de cepillar la parte delantera, trasera y superior de cada diente. Este proceso dura entre 2 y 3 minutos.

Cepillarse con demasiada fuerza o con un cepillo de cerdas duras puede dañar el esmalte dental y las encías. Los efectos de esto pueden incluir sensibilidad dental, daño permanente al esmalte protector de los dientes y erosión de las encías.

2. Usar flúor

El flúor procede de un elemento de la tierra también llamado flúor. Muchos expertos creen que el flúor ayuda a prevenir las caries, y es un ingrediente común en la pasta de dientes y el enjuague bucal.
Sin embargo, algunos productos dentales no contienen flúor, y algunas personas no lo utilizan en absoluto.

Las pruebas sugieren que la falta de flúor puede provocar caries, incluso si una persona se cuida los dientes de otra manera. Una revisión reciente descubrió que el cepillado y el uso del hilo dental no evitan que una persona tenga caries si no usa flúor.

3. Utilice el hilo dental una vez al día

El hilo dental puede eliminar la placa y las bacterias de entre los dientes, donde el cepillo no puede llegar. También puede ayudar a prevenir el mal aliento al eliminar los restos y los alimentos que han quedado atrapados entre los dientes.

La mayoría de los profesionales de la salud bucodental recomiendan empujar suavemente el hilo dental hasta la línea de las encías antes de abrazar el lado del diente con movimientos ascendentes y descendentes.

4. Acudir al dentista con regularidad

Un dentista puede diagnosticar y tratar los problemas de salud bucodental antes de que se agraven.
Los expertos recomiendan acudir al dentista cada 6 meses para una revisión. Durante un examen dental de rutina, un higienista limpiará los dientes y eliminará la placa y el sarro endurecido.

El dentista comprobará si hay signos visuales de caries, enfermedad de las encías, cáncer de boca y otros problemas de salud oral. A veces, también puede utilizar las radiografías dentales para comprobar si hay caries.

5. Considere un enjuague bucal

Algunos estudios indican que ciertos enjuagues bucales pueden beneficiar la salud bucodental. Por ejemplo, una revisión encontró que el enjuague bucal que contiene clorhexidina, un ingrediente antibacteriano, ayuda a controlar la placa y la gingivitis. Los enjuagues bucales con determinados aceites esenciales también son eficaces, según un metaanálisis.

Es posible que las personas deseen preguntar a su dentista cuál es el mejor enjuague bucal para sus necesidades individuales. Un colutorio no puede sustituir al cepillado y al uso del hilo dental, pero puede complementar estas prácticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Política de cookies
Privacidad